Algo misteriosamente formado,
Surgido antes que el cielo y la tierra.
Sin sonido ni forma,
Único e inmutable,
Siempre presente y en movimiento.
Podríamos llamarlo “madre de las diez mil cosas”,
Mas desconozco su nombre,
Le llamo Dao.

Cuando se comprende que la belleza es bella,
se conoce la fealdad.
Cuando se conoce que la bondad es buena,
se comprende la maldad.
Ser y No-Ser surgen de su opuesto.
Lo Sencillo y lo Difícil se crean mutuamente.
Lo Largo y lo Corto se definen recíprocamente.
Lo Alto y lo Bajo se acompañan uno al otro.
La Voz y el Sonido armonizan.
Lo Anterior y lo Posterior se suceden uno al otro.
El Hombre Sabio actúa en la inacción, enseña sin enseñar.
Las diez mil cosas crecen y se transforman sin cesar.
Crea y cultiva sin clamar posesión.
Actúa y trabaja sin pretender posesión.
Su trabajo concluye y lo olvida.
Por eso es eterno.